Recortes de prensa

Acudí a presenciar El Médico con expectación. Félix Amador ha sabido adaptar la compleja novela de Noah Gordon conservando su emoción y profundidad de pensamiento. Iván Macías ha compuesto una música a ráfagas extraordinaria, siempre excelente. (Luis María Ansón, El Mundo, 24-X-2018)

Crítica de El tiempo entre costuras, el musical. Félix Amador ha sido el responsable de recoger el testigo. La materia prima era de primerísima calidad. Y ha hecho un gran trabajo con la adaptación al musical. En ocasiones, se pueden reconocer párrafos completos del libro, en la letra de las canciones. Algo que reconforta al público lector. (Teatro a teatro, marzo 2022)

 
 

La adaptación literaria, a cargo del dramaturgo Félix Amador, es impecable y El Médico cuenta con un equipo creativo de prestigio como José Luis Sixto (Director y Director Escénico), Francesc Abós (Director y coreógrafo), Alfons Flores (escenógrafo), Lorenzo Caprile (diseñador de vestuario) y Jorge Blass (diseñador de efectos mágicos). (Marién Ladrón de Guevara en Te veo en Madrid, 27-X-2018)

Así, cada palabra, cada frase de Félix es un trazo preciso y respetuoso sobre el fondo blanco de un lienzo. En verdad puede afirmarse que Félix pinta cuando escribe. Sus historias no se leen: se viven, se contemplan. Fluyen como el pensamiento. Y todas ellas encierran claves y reflexiones sumamente sutiles y atractivas sobre la utilidad, la trascendencia y la razón de ser del arte. (Sebastián Mondéjar sobre Lienzos  en blanco)

 

La música, tan seria como atrayente y delicada, y el libreto, tan culto como concienzudo y consecuente, permite que Daniel Diges, Talía del Val, Enrique Ferrer, Joseán Moreno, Enrique R. del Portal y Julia Möller vuelquen todo el talento y experiencia que llevan dentro en una serie de números tan bien desarrollados como exactos y sofisticados. ¿Quién mató a Sherlock Holmes? es más que un musical al uso; es toda una exigente opereta atemporal, un bocato de cardinale a la espera de pladares dignos, una delicatesen apta para todo tipo de sensibilidades con tal de que vayan dispuestas a disfrutar (y mucho). (Aquí Madrid, diciembre 2020)